Terapias en Barcelona, Granollers
611002896
enricaguilar@copc.cat

Elsa Gindler, una precursora consciencia corporal

Psicología, EMDR, Sexología, Realidad Virtual

Elsa Gindler, una precursora consciencia corporal

 

Un momento de pausa puede ser una oportunidad. Hacía tiempo que deseaba compartir este breve artículo sobre una persona increíble. No tenía tiempo para acabarlo, lo tenía en mente. Pero las coincidencias se sumaban, ya que Elsa Gindler (1885-1961) pudo renacer (física, personal y profesionalmente) a raíz de una enfermedad pulmonar, la tuberculosis, y al proceso curativo que le supuso parar ante una dolencia que en aquel momento tenía mal pronóstico o era incurable.

Han pasado más de 100 años, y la enfermedad pulmonar, que ahora nos afecta es otra, pero las personas de hoy necesitan respuestas y desafíos para crecer.

Descubrí esta mujer, Elsa Gindler, en el libro de Consciencia Sensorial de Charles V.W. Brooks. En el libro el autor explica la técnica y la manera de abordar el trabajo corporal de Charlotte Selver. En el último capítulo explica la historia de Elsa Gindler, que con su audacia y perseverancia creó una técnica psicocorporal. Se recuperó de una enfermedad pulmonar, cuando los médicos no le daban ninguna esperanza de curación.

Elsa Gindler fue una maestra de educación física que cayó enferma de tuberculosis, cuando tenia veintitantos años y fue desahuciada por los médicos aconsejándole que dejara la ciudad y pasara los últimos días en el aire puro de los Alpes.() Gindler intuyó que si lograba, con quietud y paciencia, ser capaz de sentir algo de sus procesos internos y descubrir formas para estimular la curación en vez de obstaculizarla, podría sanar. Se convenció que debía ser tan sensible a su respiración, que pudiera permitir que el aire penetrara solamente en el lado sano de los pulmones , mientras la parte seriamente afectada permaneciera en relativo descanso.() Significaba, en verdad, un estado de alerta de todo el sistema nervioso sensorial».1

Al cabo de un año sanó. De su experiencia personal de curación o de recobrar la salud creó un sistema que denominó: “Arbeit am Menschen” (Trabajo con el ser humano).

A partir de esta experiencia comienza a impulsar la práctica y la difusión de toda su experiencia. Sus enseñanzas tuvieron continuidad con diferentes discípulas (resalto el femenino) que prosiguieron expandiendo el conocimiento y la práctica de dicha técnica. Si se explora las discípulas, el 99 % fueron mujeres, y cada una fue aportando aspectos propios, su intuición y su visión personal. Y el método fue evolucionando, transformándose.

Es interesante ver la lista de discípulas por la variedad y la manera como difundieron la obra de Elsa.

Comenzaremos por las mujeres, que directamente no son reconocidas, ya que su nombre nos dice poco, aunque sí sus parejas.  Por ejemplo a Elsa Lindenberg, que fue pareja de Wilhelm Reich o a Laura Perls, pareja de Fritz Perls y co-creadora de la terapia Gestalt. Siempre existiran interrogantes en relación a la importancia o influencias que tuvieron en las teorías (Gestalt o Bioenergética) de sus parejas, donde el componente corporal es evidente.

Pero sigamos con otras discípulas de Elsa Gindler que profundizaron y exploraron nuevas maneras de aplicar la técnica.

Destaco a Lily Ehrenfried (1896-1994), que desarrolló el Método Ehrenfried o Gimnasia Holística, que empezó en Berlín y continuó en París, donde difundió la práctica corporal. Y a su vez fue maestra de Thérèse Bertherat, creadora de la Antigimnasia, la cual tiene mucha divulgación en Francia.

Sobre Charlotte Selver (1901-2003), que marchó de Alemania por culpa del nazismo a los Estados Unidos de América, donde dejó profunda influencia. Su práctica se incluye en el término, Consciencia Sensorial o Sensory Awareness. Divulgó su manera de trabajar y enseñar en el Instituto Esalen, en California. Contactó con Alan Watts, Eric Fromm y Fritz Perls.

De Charlotte Selver, mujer menuda y activa, surgieron otras/os continuadoras/es de su práctica y que luego crearon sus propios métodos y procedimientos como Ida Rolf, creadora de la técnica Rolfing, Moshe Feldenkrais, Peter Levine, fundador de Somatic Experience, Ron Kurtz, creador de la terapia Hakomi. 2

¿Qué nos aportan actualmente estas diferentes prácticas psicocorporales a la Psicología?

Primero han ampliado la manera de entender y abordar la psique humana. Gran parte de la Psicología había desarrollado procedimientos centrados en la parte racional, analizando una parte sin tener presente la totalidad del ser. A estos productos mentales se les ha denominado de diferentes maneras: mecanismos de defensa, distorsiones cognitivas, ideas irracionales, pensamientos automáticos, pensamientos inconscientes.

Esta necesidad de visión más integradora se ha incorporado en los últimos años paulatinamente. Se ha ido produciendo un cambio donde muchas de las propuestas de Elsa Gilder se incorporan en la psicoterapia.

Por ejemplo las terapias cognitivo-conductuales de 3ª generación, como la Terapia Aceptación y Compromiso (ACT) o la Terapia Dialéctica Conductual, incluyen la parte corporal para facilitar procesos terapéuticos. Así como las propuestas del Mindfulness, que supondrían un punto de conexión entre lo cognitivo y lo corporal.

Esa intuición, observación acumulada por Elsa Gilder y otras terapeutas corporales en el pasado, ha dado sus frutos con los estudios de neurociencia, que lo avalan.

Una de las lecciones más claras de la neurociencia contemporánea es que nuestro sentido de nosotros mismos está anclado en una conexión vital con nuestros cuerpos. Realmente no nos conocemos a menos que podamos sentir e interpretar nuestras sensaciones físicas; necesitamos registrar y actuar sobre estas sensaciones para navegar con seguridad por la vida «.3

Para finalizar una cita de Elsa Gindler que resumen su propuesta:

«¿Cuán poca gente sabe todavía que existe un estado de estar allí, de estar despierto, que es algo completamente diferente de ‘mirar’ u ‘observar’?

1 Consciencia sensorial de Charles V.W. Brooks. Ed. Liebre de Marzo, Pag 273-274

2 Información en la web http://judythweaver.com/writings/the-influence-of-elsa-gindler-ancestor-of-sensory-awareness

2 comentarios

  1. Roxana Baños dice:

    ¡Ahhh! Amé tu artículo, ahora mismo estoy de vacaciones de mi maestría en piscoterapia humanista gestalt en el IHPG en México y, antes de comenzar en un par de semanas la especialidad en adolescentes, me he dedicado a leer el libro «Consciencia Sensorial» y lo traigo pegado a la mano, afortunadamente, a principios de este año, me mudé con mi esposo a un pueblito entre montañas que me ha permitido en mis tiempos de descanso, experimentar el descanso cada vez como algo nuevo… el legado de Elsa es impresionante y tu artículo me fascinó, muchas gracias por escribirlo, abrazo.

    • f4dbba88bd dice:

      Gracias por tu respuesta. Hay historias que conmueven y dan pistas para a pesar de todo creer las personas.

Los comentarios están cerrados.