Terapias en Granollers
611002896
infopsicologia@proton.me

Psicología/EMDR

Psicología, EMDR, Sexología

La terapia es un espacio para reflexionar sobre las cuestiones que te preocupan o te generan malestar. Iniciar una terapia ya supone un  reto, ya que conlleva que se han dado los primeros pasos para afrontar dificultades y/o miedos. Uno va intuyendo que las situaciones, que ha evitado en el tiempo le han supuesto más problemas, más aislamiento y más desconexión consigo mismo.

EMDR

En la década de los 80, Francine Shapiro, psicóloga norteamericana, descubrió que los movimientos oculares voluntarios reducían la intensidad del malestar de los pensamientos negativos.
En el proceso con EMDR, el terapeuta se centra con el paciente para identificar un problema específico. El paciente explica el episodio traumático, a partir del cual es guiado por el terapeuta para que seleccione los aspectos relevantes y que más lo angustian . Mientras el paciente hace movimientos oculares (o cualquier otra estimulación bilateral) se le pide que tenga la imagen del recuerdo traumático presente.

Tipos de estimulación bilateral:
• a) Visual: el paciente mueve los ojos de un lado al otro guiado por el terapeuta.
• b) Auditiva: el paciente escucha sonidos alternados en ambos oídos.
• c) Kinestésica: el terapeuta golpetea suavemente y en forma alternada sobre las manos o los hombros del paciente.

Esto facilita la conexión entre los dos hemisferios cerebrales logrando el procesamiento del recuerdo traumático  y disminuye el malestar emocional.

El terapeuta guía el proceso, tomando decisiones clínicas sobre la dirección que debe seguir la intervención. La finalidad es que el paciente procese la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una «resolución adaptativa», que supone 

• a) una reducción de los síntomas.
• b) un cambio en las creencias.
• c) la posibilidad de funcionar mejor en la vida cotidiana. *


*Extraído de la web de la Asociación Española de EMDR

Atención Plena, mindfulness

Kabat-Zinn introduce el concepto recorporizarnos. “El camino para llegar a él (mindfulness) en cualquier momento, pasa por nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra respiración.”1

Supone recuperar las sensaciones corporales, la capacidad de conocer los estímulos propioceptivos (síntomas físicos), el que se han considerado de segundo nivel delante de los procesos mentales y cognitivos, y sentir el cuerpo como una totalidad, sin partes fragmentadas o aisladas.

Los síntomas físicos son mensajes enviados por nuestro cuerpo, que nos permiten saber cómo estás y cuáles son tus necesidades. () Aprender a escuchar nuestro cuerpo es un requisito fundamental para aumentar nuestra salud y mejorar nuestra calidad de vida”2

Mindfulness se puede entender como un proceso con dos componentes, que implica la autorregulación de la atención “para que se mantenga en la experiencia inmediata” y orientar la experiencia con “curiosidad, apertura y aceptación”

1 Kabat-Zinn, Jon. 2016. Vivir con plenitud las crisis. Barcelona: Kairós. p.48

2 Kabat-Zinn, Jon. 2016. Vivir con plenitud las crisis.. Barcelona: Kairós. p.64